Etiquetas

,


Mi abuela ha cumplido 100 años.

Hemos reunido a familia, amigos…

Cada uno de los presentes le llevó lo mejor: su compañía y su cariño en un día tan especial.

Ha habido palabras, recuerdos, besos, ofrecimientos, canciones…

Sólo lloró cuando vio la orla de los nietos y descubrió en ella a mi prima MªElena, que fue tan importante en su vida y que nos dejó siendo tan pequeña.

Aguantó como lo que es, una campeona, una mujer entrañable y envidiable.

Mi abuela es especial. Es distinta. Tiene todo lo que una mujer desearía tener y ser. Os lo puedo asegurar. No lo digo sólo yo ni me ciega la pasión. Si la conociéseis … no podríais opinar de otra manera.

Ella está feliz, y eso me hace feliz a mí.

About these ads