Etiquetas

Puestos a golpear donde más duele… háganlo de uno en uno, por favor.

Si no es posible una tregua ni un respiro… al menos que los golpes lleguen dosificados.

Estamos preparados para la derrota, es mucho más dificil enfrentarse a la tristeza.

Pessoa, que sabe de desasosiegos, viene pleno de palabras…

“Me arde el alma como si fuese una mano, fisicamente. Estoy en el camino de todos y tropiezan conmigo”

“Tengo el cansancio anticipado de lo que no encontraré, y la añoranza que siento no está en el pasado ni en el futuro”

“Y en el fondo de mi alma -como única realidad de este momento- hay una congoja intensa e invisible, una tristeza como el ruido de quien llora en un cuarto oscuro”


Anuncios