Etiquetas

, ,

Recuerdo haber escrito muchas veces que los días son frágiles, y que a veces el cansancio se adueña de todo…

Recuerdo haber escrito que hay personas que se rompen cada día en diversos fragmentos, y que luego se reconstruyen… y avanzan, a pesar de sus cicatrices o precisamente gracias a ellas.

Recuerdo haber escrito sobre sinceridades y decepciones, haberme emocionado muchas veces, haber sonreído en malos momentos, haber llorado en instantes felices, y luego sentirme casi obligada por una fuerza interna a escribir sobre ello.

Recuerdo haber creído a pesar de los pronósticos de lluvia y tormenta, a pesar de los oleajes y las mareas revueltas. Recuerdo haber soñado muchas veces… y haber alcanzado un sueño alguna vez.

Recuerdo muchas cosas, y a veces se hace necesario este recuerdo, porque la vida suele golpear sin reparar dónde, y el corazón suele llevarse muchos golpes. Por eso es necesario recordarnos a nosotros mismos que fuimos capaces de mucho, y que la vida aún no ha dicho su última palabra

Anuncios