Etiquetas

, ,

“Existen en el mundo 880 millones de adultos que no saben leer ni escribir, de los cuales dos terceras partes son mujeres, y de los más de 120 millones de niños que se ven privados de educación básica, las dos terceras partes son niñas”

Podría decir que son cifras “escalofriantes”, y otras cosas semejantes que oímos cada día en la prensa referidas a unos y otros temas. Y de hecho, nadie podría negar que lo son.

A mí me provoca una enorme tristeza, y rabia, e impotencia, y sí, también unas tremendas ganas de llorar. No puedo negar que sale la vena de rebelde, y la de educadora, y la de equilibrista de palabras y fragmentos. Yo, que no concibo mi vida sin la letra, sin un libro, sin escribir, sin pasar mi mirada por las letras… Yo que me siento privilegiada por poder dedicarme a enseñar… hoy no puedo evitar sentirme rabiosamente triste. Y avergonzada. Y tengo que decirlo.

Anuncios