Etiquetas

“Espinete no existe” o cómo retornar a la infancia durante una hora y media en clave de humor. Eduardo Aldán es el culpable. ¡¡Qué bueno es!! Qué bueeeeeeeenoooo esss!!!!

Habla tan rápido que tienes la sensación de estar perdiendote cada segundo algo bueno, aunque él dice que no habla rápido, sino que nosotros escuchamos lento 🙂 En hora y media nos ha llevado al colacao y los payasos del circo, al cubo de rubik y las piruletas, a las cajas donde guardamos nuestros secretos infantiles, a las botas catiuscas en días de nevada, a las gomas milan y los transportadores de ángulos, al compi repelente de la escuela, a los garbanzos de mamá para la comida y la merienda y la cena y hasta que te los comas no te mueves, a marco y el “un, dos, tres”, y…

Si estas en la treintena (y más) ¡No te lo puedes perder!

Espinete está en la Gran Vía madrileña, lleno de ternuras y sobre todo de humor, mucho humor

¿y quién no necesita reirse? incluso, y sobre todo, de uno mismo

bienvenidos a vuestros recuerdos 😉

Anuncios