Halloween: ni lo he celebrado nunca ni le veo la gracia a los disfraces, sustos, truco o trato, huevos en las fachadas… Día de los difuntos: tampoco es que sea mucho mejor la obligada visita al cementerio, el precio de las flores y los reencuentros ante la única visita anual a la tumba del familiar.

No obstante, estamos de difuntos.

Por ellos, los conocidos y desconocidos, los que murieron junto a los suyos, los desaparecidos… por todos y cada uno de los difuntos, y especialmente por los que mataron, hoy traigo esta canción.

Y este es el cementerio de Luarca, situado sobre el azul del Cantábrico. Un bonito lugar donde descansar…

Anuncios