Etiquetas

, , , ,

nieblasYa hace días que pertenecemos al 2009. ¿O quizá es él quien nos pertenece?

Celebraciones de año nuevo, fiestas, cenas, regalos…

Hoy muchos esperan con ilusión la llegada de los Magos de Oriente. Pienso en la mirada ilusionada de mi sobri 🙂

Aquí las fiestas han estado pobladas de nieblas, entre idas y venidas de visitas al hospital, la ansiedad a la espera de resultados y la sombra de un cansancio que se alarga sin querer dar tregua.

Mi enero está nublado.

Es sólo el comienzo.

Todo apunta a que no es suficiente, no se va a conformar con las nieblas de enero.

El 2009 viene dispuesto a robarme cosas.

Mientras, aquí seguimos, navegando a pesar del oleaje, observando el ir y venir de la marea, y sin olvidar que a pesar de todo… siempre amanece.

Anuncios