Etiquetas

perspectiva-84

Hay cosas que no esperamos y, sin embargo, llegan.

Como un arcoiris sobrevolando el pueblo

mientras nosotros tenemos la mirada distraida,

como la persona ideal a nuestro encuentro

mientras estamos lamentando la perdida de sucedáneos…

A veces, las cosas buenas llegan por sorpresa,

como ese arcoiris apareciéndose en un día lluvioso de febrero,

o esa persona con la que te reúne un agosto cualquiera del calendario.

Anuncios