Etiquetas

,

Y como todo puede estar, es un decir, en la puerta de casa, el fin de semana recorrí de nuevo el cementerio civil de Madrid, no fui la única que eligió ese lugar para el paseo de una soleada mañana de sábado, ni fui la única que lo fotografió.  Tuve la inmejorable compañía de alguien paciente y condescendiente, que ve más allá de lo macabro que os pueda parecer una visita a un cementerio, que entiende que tras mi cámara hay una mirada curiosa, y tras mis pasos un deseo por cumplir.

Creo que, hoy, la mejor compañía para estas imágenes,

son los versos de Lope de Vega en la voz de Imanol

AUSENCIA – Lope de Vega

Ir y quedarse, y con quedar partirse,
partir sin alma, e ir con alma ajena,
oír la dulce voz de una sirena
y no poder del árbol desasirse;

arder como la vela y consumirse
haciendo torres sobre la tierna arena;
caer de un cielo, y ser demonio en pena,
y de serlo jamás arrepentirse;

hablar entre las mudas soledades,
pedir prestada, sobre la fe, paciencia,
y lo que es temporal llamar eterno;

creer sospechas y negar verdades,
es lo que llaman en el mundo ausencia,
fuego en el alma y en la vida infierno.

Anuncios