Etiquetas

, , , , ,

a veces

–sólo para hacerme daño-

me digo… aquellos gigantes sólo son molinos

 

y sé que es una declaración de mi derrota

 

todo es distinto porque yo soy diferente

 

me vencen los cansancios,

ya agolpados entre pecho y distancia

me hirieron de una vez por todas,

ya por siempre cicatrices,

nunca más espuma

ni deseos

porque todos sabemos:

el cansancio mata,

aunque otros piensen que aquí estamos,

sin más,

aunque nadie sepa que nuestra realidad es otra,

bien distinta

-apenas resistimos-

y que lo más verdadero

es este estar desaprendiendo a desear,

jugando al escondite,

fingiendo ser y estar

mientras aquel que fuimos

nos mira  de soslayo

sin pena,

conformado,

sellado de silencios…

 

enmudeció la rebeldía,

nos estamos yendo

hace tiempo que huimos de nosotros

aunque

– tercamente –

aun no hayamos aprendido a conformarnos.

Anuncios