Etiquetas

, , ,

las horas se deslizan

no ceden al intento de estirar las veinticuatro

se quedan en doce quince un rato apenas

la noche pasa veloz bajo la almohada

creo que toca martes

cómo estar segura

si a un día le persigue el día siguiente

y le da alcance ¡claro!

una vuelta de tuerca

añorando un reloj de arena

que se desconozca de las horas

que no entienda de minutos ni de prisas

de tiempos fugaces

escapando entre los dedos

otra vuelta de tuerca

la vida ahoga escupe mima

ajena a veces

propia casi siempre

desatando cansancios

emociones

dudas

acaso su tarea se llama rutina

y quién podría llevarle la contraria

sin un insomnio como excusa

somos soldados

el tiempo siempre coronel

galones le guardan las espaldas

no se detiene

insistente

ajeno

impasible

da otra vuelta de tuerca

Anuncios