Etiquetas

,

Hace unos días se apagó la última llama…

Mi abuela se fue, definitivamente, dejándonos toda la tristeza y el inmenso vacío que provoca la ausencia de esos seres maravillosos con los que algunas personas tenemos la suerte de compartir nuestras vidas.

Ella era especial, es especial, siempre lo será para las personas que, en algún momento, tuvieron la suerte de cruzarse con ella en su camino.

Lo sé. No me ciega el cariño, ni amplifico sentimientos. ¡¡Nos lo han dicho tantas veces!!

Pero no sólo era especial. Era diferente.

Hoy que tanto esfuerzo hacen algunas personas por parecer diferentes, distintas… inténtandolo desde la moda, los maquillajes, los ropajes, las excentricidades…  puedo hablar de mi abuela como una mujer ÚNICA, y eso no es algo que se intenta ser, es algo que se es o no se es.

Abuela, te quiero. Ya sé que tú a mí más 😉

Anuncios