Etiquetas

,

Nació en 1911, murió en 1991,  los que sean amigos de cumpleaños,  y bodas de plata y demás conmemoraciones… pueden echar cuentas, Gabriel Celaya nació hace 100 años, y murió hace 20.  Se me pasaron las fechas concretas, 18 de marzo y 18 de abril respectivamente. Soy de las que opina que el día de la madre, del padre, de los enamorados, del libro y de rita la cantaora es cualquiera de los 365 del año, o quizá sea más exacto decir todos ellos.  Suelo “recordar” algunos en este blog, el del libro (me puede!!!) y el de la fibromialgia, SFC y sensibilidad química múltiple (por aquello de la “invisibilidad”)…

Todo esto simplemente para decir que, en ocasiones, recuerdo a Gabriel Celaya y ese arma cargada de futuro que era su poesía… que es su poesía… y me alegra haberme “encontrado” con él en sus letras, un día, en algún lugar.

Autobiografía – Gabriel Celaya

No cojas la cuchara con la mano izquierda.
No pongas los codos en la mesa.
Dobla bien la servilleta.
Eso, para empezar.

Extraiga la raíz cuadrada de tres mil trescientos trece.
¿Donde está Tanganika? ¿Qué año nació Cervantes?
Le pondré un cero en conducta si habla con su compañero.
Eso, para seguir.

¿Le parece a Ud. correcto que un ingeniero haga versos?
La cultura es un adorno y el negocio es el negocio.
Si sigues con esa chica te cerraremos las puertas.
Eso, para vivir.

No seas tan loco. Sé educado. Sé correcto.
No bebas. No fumes. No tosas. No respires.
!Ay, sí, no respires! Dar el no a todos los “no”
y descansar: Morir.

Anuncios